Al tener la libertad de disfrutar el ambiente cálido y seguro de las casas cafeteras, construidas en armonía entre la arquitectura colonial española y la arquitectura criolla, exploramos en un entorno mágico visual, el audio natural de una vegetación nativa y bosques programados.

Protegidos por una edificación resistente y perdurable de las casas ecológicas, el placer es mayor cuando nos entretenemos con los cánticos de una gran variedad de aves, que nos impulsa a conquistar la paleta de colores de la naturaleza viva que nos brinda ecoalbergue.

Acampar es una experiencia llena de recuerdos, aún más, si sentimos el ritmo melódico de quebradas en compañía de nuestra familia y amigos; sin duda, es vivir la película de la fauna silvestre que dislumbra el placer de explorar rutas de senderos en medio de una flora primaveral.

Mas de nuestros hoteles